Seleccionar página

Os estoy escribiendo esto desde la estación del Ave, de vuelta a Galicia, tras unos días en Madrid, y me he dado cuenta que he repetido para comer en sitios que ya conocía, y que siguen siendo muy recomendables, pasados los años, así que… ¿Por qué no compartirlos?

Mi plan de viaje era de trabajo, así que comidas sencillas y rápidas y cenas gustosas con cierta calma y regodeándome en el menú. Vamos allá:

Sitios Chulos en Madrid para disfrutar del turismo gastronómico

StreetXo

Es la segunda marca de Dabiz Muñoz, sus recetas en formato asequible, pero con toda su creatividad y forma de trabajar: Sabores extremos, texturas rebuscadas y muchas elaboraciones e ingredientes en cada plato, para conseguir que te exploten los sabores en la boca y sientas texturas diferentes al mismo tiempo.

Formalmente es una barra en la que prima el aspecto callejero de la comida asiática, la música está a tope y se intenta dar una sensación de disfrute total… que a veces raya un poco en el stress.

Aquí tomé:

  • Vieira asada al josper con mantequilla tostada, emulsión de coco y yuzu, gazpacho de jalapeños y lima kaffir.
  • Dumpling pekinés con oreja crujiente, Salsa Hoisin de fresas, ali oli y pepinillo.
  • La versión del sándwich club al vapor, con espuma de ricota, huevo frito de codorniz y schimi – togaraschi (mezcla de especias japonesa).

StreetXo está en la séptima planta del Corte Inglés de Serrano y no admite reservas, así que hay que hacer cola, os recomiendo ir cuando antes de que abra, yo llegué a las 19:35 aprox y y entré en el primer turno, a las 8.

Yakitoro

Especializado en brochetas a la brasa, reúne toda la creatividad de Alberto Chicote. Propuestas muy, muy ricas, y muy bien elaboradas, de inspiración asiática y con emplatados informales y divertidos.

Como brocheta pedí la yakitori de Corvina, pero antes un entrante de takoyakis, con muchíiiisimo kastsuobushi, (escamas de atún seco, que se mueven con el calor, es muy divertido…) y un tartar de pez limón que quitaba el sentido, muy bien aliñado y con un pequeño toque de cacahuete que recordaba a un satay. Muy recomendable, la verdad.

Yakitoro está en la calle de la Reina, muy cerca de Gran Vía y Chueca.

Mercados: San Antón y San Miguel

Si coméis con los ojos como mi amiga Chus, lo tenéis complicado en los mercados, muchos puestos con muchas cosas ricas, se os irá la vista a todo y no sabréis qué pedir…

Las propuestas son un poco más reducidas en San Antón, al lado de la plaza de Chueca, pero tenéis tapeo tradicional, pinchos, propuestas asiáticas… el edificio tiene varias plantas, en la baja está el mercado tradicional, en la intermedia la zona gastronómica y en la superior hay una terraza chulísima.

El mercado de San Miguel, está en la zona de los Austrias y es este tipo de mercados de hierro del siglo XIX, (recuerdan a la torre Eiffel) y hay una variedad brutal de puestos, pasé por allí el sábado a mediodía y era un hervidero de gente, con vermuts, cañas y tomando de todo… marisco, croquetas, encurtidos, empanadas, sándwiches, burguers, hay de casi todo…

Galería Canalejas

Estas galerías están muy cerquita de la Puerta del Sol en un imponente edificio con entrada Art Déco, que te transportan a Nueva York. A mi me recordaron a las entradas del Empire State o del edificio Chrysler.

Son un espacio en el que conviven varias propuestas de restaurantes y un espacio variado de puestos, al estilo de los mercados gastronómicos. Después de darnos una vuelta y ver las opciones, nos gustaron:

  • Salvaje, con carta internacional.
  • 1986, que se basa en cocina castellana actualizada.
  • Le Petit Dim Sum, el elegido, con cocina China alejada de convencionalismos occidentales y con gran oferta de Dim Sum, ¡claro! Os recomiendo probar la torre de Dim Sum, así probáis a buen precio 5 opciones diferentes, ideal para parejas, pues la torre de vaporeras que llega viene con dos bocados en cada una. Para complementar los dim sum probamos los paquetitos de pato y una sopa de wonton muy rica y que sirven muy bien, pues al ser dos nos dividieron una ración en dos cuenquitos muy bien presentados, con salsa picante, encurtidos, fideos y wonton rellenos de carne.

Castizos: Abacería y Casa Varona

En Madrid no todo van a ser propuestas internacionales, hay mucho tapeo castizo y cocina española. Para probar este tipo de propuestas me decanté por La Abacería del Príncipe, en la calle del Príncipe, y Casa Varona en la plaza de Matute, están cercanos, en la zona de la plaza de Santa Ana, y en ambos os atienden muy bien y tienen mucha variedad de vinos a precios razonables.

Zona Chueca: Vinoteca Vides, Tuk Tuk y Aloha Poke

En Madrid me gusta alojarme por la zona de Chueca, me resulta cómoda la ubicación, está cerca de Gran Vía y Sol, y me encanta el ambiente desenfadado de la zona y sus locales, tanto de copas como de restaurantes y salas de conciertos.

Os doy tres ideas, aunque hay locales preciosos (todos cuidan mucho la iluminación). Vinoteca y conservas deliciosas en Vinoteca Vides, si os interesa el mundo del vino, Vicentín tiene su propia guía y puntuaciones, genial para charlar con él de vinos, y Ali atiende muy bien.

Tuk tuk para cocina asiática no es caro y está a mano en la zona, y para comer ligero, sano y desenfadado los chicos de Aloha Poke también son una gran opción.

Complemento turístico a las opciones Gastronómicas:

  • Paseo por la zona antigua del Madrid de los Austrias (id con guía), el parque de Madrid Río para salir del ambiente de la ciudad y respirar un poco.
  • Aprovechar las noches para escuchar música en directo, Madrid tiene muchas salas de conciertos, y El junco, en la plaza de Santa Bárbara o BarCo, en la calle del Barco son mis favoritas.
Parque de Madrid Río y puente de Toledo